Los Desvanes: Crónica de una Boda. Primera parte
27 marzo 2006  

Crónica de una Boda. Primera parte


Como de un punto hay que partir a la hora de hacer una crónica, lo haré diciendo que a mi no me gustan las bodas. Hecha esta... ¿declaración de principios?, me veo en el trance de ralatar que este fin de semana me he visto impelido a ir a una (cosas de las relaciones de pareja).

El lugar ya era poco alentador: Móstoles (sí, donde las empanadillas). Una ciudad madrileña que, lo siento mucho, es fea donde las haya.

Tras llegar al a iglesia, cosa que ocurrió sin demasiados incidentes (más bien ninguno) a las cinco de la tarde, comenzaron las sospechas de que la cosa iba a ser, cuando menos, peculiar. Era una especie de acumulación de barracones hechos de ladrillo a los que le habían añadido una pesudocúpula. Como adorno principal, grafitis y una vieja cotilla asomada a la ventana que nos hizo una ficha más completa que los del CNI.

El cura, con una cierta cara de pederasta, jovencito, cachondón, ocupó el púlpito. Yo, que lo había visto a la entrada, pensé que era el monaguillo. Los que se casaban, un mostoleño de origen zaragozano y una colombiana, no daban crédito cuando el fulano de la casulla empezó a comparar el amor y el matrimonio con la unión entre el café y la leche... café (la colombiana)... leche (el mostoleño)... hasta que la carcajada general de los asistentes le alertó de que algo no cuadraba. Su habitual chascarrillo no había sido el adecuado e intentó arreglarlo diciendo que el café era él y la leche era ella. Casi que lo empeoró. La ceremonia, en líneas generales, fue rara: un cura graciosón que terminó la homilía diciendo que el arroz, por favor, lo tirásemos fuera del recinto de la iglesia, ya que si no el que lo tenía que limpiar era el monaguillo y de la otra manera era el barrendero, que como es su oficio... Olé la caridad cristiana para con el barrendero. La misa fue incompleta -no nos dimos la paz-, y se ventiló la ceremonia en un pis pás (gracias a Dios).

A la salida de la iglesia, con especial cuidado de no estar dentro del recinto, empezó el tradicional lanzamiento de arroz... ¡pero era de colorines! Azul, rojo y amarillo. Francamente peculiar, u hortera (todavía no me he decidido).

Para el siguiente capítulo.... la espera de tres horas en un bar rodeado de puticlubs y un hospital.

Espero tu comentario




Visita El Catalejo





Comments:
Había visto los pétalos de rosas, las monedas en los bautizos de mi pueblo (y caramelos tb)pero lo del arroz de colores es todo un descubrimiento para mí... ¿donde compraron ese arroz? Parece q la boda estuvo entretenida, ya nos contarás la segunda parte!
 
"...a comparar el amor y el matrimonio con la unión entre el café y la leche". Conclusión: Aguinaga es del opus.
¿Qué creéis que pasaría si las bodas no tuvieran barra libre?
 
El arroz de colores sigue una larga tradición mostolí que data de los primeros colonos que, al sur de Madrid, fundaron tanta ciudad bonita: Getafe, Leganés, Móstoles...grandes urbes. Viva el Metrosur!!! Ya llegarán los parquímetros ya.
 
El arroz de colores sigue una larga tradición mostolí que data de los primeros colonos que, al sur de Madrid, fundaron tanta ciudad bonita: Getafe, Leganés, Móstoles...grandes urbes. Viva el Metrosur!!! Ya llegarán los parquímetros ya.
 
Está claro que no guardas ningún respeto por la Santa Iglesia, ¿Qué es eso de llamar pederasta a un Padre que dedica su vida al resto de la humanidad? ¿Acaso le conoces? Me pareces una persona llena de prejuicios, en cualquier caso nunca digno de realizar tales críticas (gravísimas) sobre una persona a la que ni conoces. Está claro también que tú debes vivir en "La Moraleja" o similar, ¿nunca has visto una barriada similar? Pues lo siento, pero no todos vivimos en tu opulencia.
Vuelvo a notar tus prejuicios, que se convierten en racismo cuando llamas "payoponi" a alguien que no es blanquito como tu, ¿como te sientes tu si un vasco te llama Maketo? ¿Y si un gitano te llama PayoMielda?
Por cierto, lo del arroz es un vestigio de una tradición pagana que no tenemos porqué soportar los buenos cristianos.
Sólo espero que tengas la misma facilidad para aceptar críticas que la que tienes para publicarlas.
 
Cristo te ama, acepto de buen grado las críticas a las cuales te voy a responder.

Cura pederasta: sólo lo digo porque el pater miraba con ojitos golosones a los infantes de la boda.

Payoponi: término que usan los gitanos para referirse a los sudamericanos y que escuché de alguien que había en los aledaños. Dicen: son como los payos, pero en pequeñito, u sea se, payoponis. Si te sirve de consuelo lo he retirado del post y no lo volveré a usar, ya que por un lado no tengo ningún problema con los sudamericanos, no soy racista y, por otro, no querría herir tu divina sensibilidad.

Lo de vivir en La Moraleja... pues va a ser que no, aunque no le haría ascos. Pero lo siento, independientemente del nivel económico los sitios pueden ser bonitos o feos, y Móstoles es feo del carajo.

Lo de que el arroz de colorines es una tradición pagana ha hecho que pueda ilustrarnos en nuestra infinita ignorancia, lo cual agradecemos humildemente.

Espero que el resto de los capítulos del bodorrio le resulten menos ofensivos. Amén.
 
Como invitada y presente en el peculiar acontecimiento, he de decir que cuanto menos, la boda fue surrealista, empezando por la ceremonia, no solo no nos dimos la paz, tampoco comulgó nadie!! (a excepción de los novios imagino, aunque yo no lo vi). No creo que la intención de la crónica sea ofender a nadie sino comentar en tono irónico el peculiar acontecimiento. Personalmente estoy ansiosa por leer el siguiente capítulo que os adelanto, no tiene desperdicio!!!
Saludos,
Tufla
 
Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home


This page is powered by Blogger. Isn't yours?











  • Total, ¿pa qué?



    Logo CCFVLS Movimiento en apoyo del idioma español en Internet


    Yo quería un loro...



  • El tiempo en Madrid - Predicción a 7 días y condiciones actuales.